Sobre Mí

 

 

 
 

Únete a una revolución de conciencias ¡Todo puede ser de otra forma!

 
 
 

Quiero cambiar las ideas que nos atan…

Necesito que mi generación se llene de mujeres completamente conscientes de su potencial, de sus propias ideas y juicios y comiencen a andar sus caminos, a amarse más, a saberse fuertes, queridas, seguras.

 

No dependas de estructuras inútiles, comunica tu poder femenino.

 

Soy comunicóloga y guío a otras mujeres que, como yo, en algún momento también se sintieron impotentes para decirle al mundo quiénes eran y en qué creían .

 
Vamos a transformar esas ideas & sentimientos en palabras poderosas y llenas de significado.
[su_frame]

[/su_frame]

 

 

 

 

Encontraremos la forma de autoconocernos, no podemos querer lo que no conocemos.

Cultivaremos tu amor propio y tu potencial femenino para que aceptes quien eres.

Trabajaremos tus emociones, para que confíes más en ti misma.

Potenciaremos tus comunicación natural porque debes decir al mundo de lo que eres capaz.

 
 

 

¿Por qué me dedico a ayudar a mujeres a comunicar su potencial?

 

Porque durante años yo no pude hacerlo, comprendo las horribles sensaciones de tener las palabras atoradas en la garganta y después todos los pensamientos negativos que golpean tu mente: “No soy buena” “Soy menos” “No soy interesante” “Soy inútil/tonta”

Y no quiero que sigas así, hay algo más para nosotras pero tenemos que empezar a verlo.

¿Te has sentido culpable o rechazada por simplemente ser tú?

A temprana edad comencé a cuestionármelo todo, principalmente las cosas que como mujer debía y no debía hacer. En una escuela religiosa encontré el enemigo que me acompañaría muchos años más: Lo normal.

Recuerdo con claridad todas las humillaciones, toda la falta de empatía, todas las lágrimas por no sentir que pertenecía a donde me decían que debía estar. La diferencia duele, pero libera.

  • Si la falda estaba 5 cm más corta: Perversa.
  • Si cuestionaba: Rebelde.
  • Si opinaba o contrariaba: Enferma mental.
  • Si escribía poesía: Puta.
  • Si era ruda: Lesbiana
  • Si era frágil: Tonta.

¿Qué era yo de todo eso que me decían? ¿Dónde quedaba lo que yo quería ser?

Nadie me lo dijo. Solo continuaban presionando, exigiendo y forzando. Me harté, grité, confronté, forcejee y también lloré. Me sentí por años callada. 

 
¿Todas las mujeres vivimos con el constante peso de lo que los demás ponen sobre nuestros hombros?

Después conocí más y más mujeres con las mismas sensaciones, con las historias de vida repitiéndose una y otra vez. No era solo yo, muchas cargábamos con las palabras no dichas y las etiquetas que los demás nos colocaban.

Ya sea que nosotras desconfiemos de nuestras capacidades, que los demás no nos tomen en serio o ambas. Y es porque nos han vendido la idea de fuerza, seguridad y poder de una forma que simplemente no nos calza.

Nos hemos estancado intentando adaptarnos en vez de crear nuestras propias formas de comunicarnos con nosotras mismas y el mundo.

 
 

Crecí rodeada de mujeres, mi madre y mis dos hermanas mayores.  Me sentía tan desconectada de ellas y de sus trabajos que estaba asustada de contarles lo que me pasaba.

Mi hermana enfermó de leucemia, sin aviso & sin piedad. Y comprendí, con lo que vino detrás de esto, que las mujeres tienen una fuerza que ningún hombre conocerá jamás.

Las 3 mujeres que guiaban mi vida, a quienes siempre vi tan victimas de sus propios demonios, de sus miedos y de sus pasados estaban dándome la lección más importante de mi vida: Hay una fuerza dentro de nosotras que nos hace sobrepasar todo lo que viene: El  amor.

El amor propio y el amor a los otros.

 

 

¿Pero cómo sentir amor propio si todos lo demás te han dicho que no mereces nada?

Decidí que no quería continuar andando un camino que solo me hacía rodar cuesta abajo sabiendo que el final era solo insatisfacción y dolor.

Después de eso me convencí de que si quería cambiar las cosas tenía que hacerlo en dos vías: Transformarme por dentro & comunicarlo hacia afuera.

De mantener la boca cerrada y el pecho oprimido comencé a entender a la comunicación desde otro punto y quiero que tú también te des cuenta que lo más genuina y genial que eres ¡Lo puedes comunicar! 

  • Comencé a conducir eventos
  • Abrí un canal de Youtube
  • Cree mi propio programa de radio
  • Mejore mi comunicación cercana e hice amigos de verdad
  • Tengo una relación de pareja maravillosa (7 años y contando)

 

¡No es magia! Es intención, esfuerzo y práctica constante.

 

Otros datos que te pueden sacar una sonrisa

 

 

 

 

 

 

 

 

Comencemos a colorear la vida 

Para las curiosas

  • Es mejor que alguien elija por mí la comida: yo siempre pido hamburguesa.
  • Escribo cuentos y pequeñas novelas de ficción
  • No puedo pronunciar bien la R por el frenillo de mi lengua 😛
  • Sigo usando el mismo correo desde la primaria
  • Mis pasiones son leer & escribir
  • También tejo como parte importante de mi vida.

Visita el blog, los vídeos de periscope & por supuesto mi podcast, is the best.